El altar a Marte de Alcalá la vieja. Un altar del siglo II dedicado a Marte, en un yacimiento musulmán.

Comenzamos con esta la primera entrega de artículos dedicados a las piezas que se exponen en el museo que nos alberga, el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, situado en Alcalá de Henares, con una pieza de una de especial relevancia e interés para la localidad sede del museo. El altar de Marte de Alcalá la vieja.

El altar de Marte de Alcalá la vieja

El altar a Marte expuesto en el Museo Arqueológico Regional

Hará en agosto 5 años del descubrimiento de un altar romano al dios Marte. Un hallazgo que ya seria de la suficiente importancia por si mismo, sin añadir la peculiaridad de que fue hallado en las excavaciones que se realizaba en el yacimiento de Alcalá la Vieja, el antiguo asentamiento árabe de la fortaleza Qal’at abd al-Salam que terminaría dando su nombre a la ciudad actual, entre restos de la Baja Edad Media, casi ya dentro del Renacimiento, es decir, entre los siglos XIV y XV y completamente fuera de contexto.

El yacimiento de Alcalá la vieja sobre el cerro Veracruz

El yacimiento de Alcalá la vieja sobre el cerro Veracruz

La huella romana no es la única que ha resistido al paso del tiempo en el yacimiento de Alcalá la Vieja. Ubicado sobre el cerro Veracruz, su posición estratégica, dominando el valle del Henares y a 630 metros sobre el río, lo convirtieron durante siglos en lugar perfecto de diversos asentamientos, desde la edad del bronce y la del hierro, hasta las épocas romana, visigoda y musulmana. La El abandono definitivo de la ocupación de Alcalá la Vieja se produjo en el siglo XVI. Eso hace del cerro un lugar muy singular, pues ha permitido preservar intacto y sin destrozos el yacimiento.

El altar a Marte de Alcalá la vieja

Los arqueólogos trabajan sobre la pieza en el yacimiento

Volviendo al altar, la peculiaridad del hallazgo reside, como decíamos, en que fue hallado fuera de su contexto histórico, pero que, dado su tamaño y peso (900 kilos), seria improbable que fuera trasladada allí desde la localización de la antigua Complutum republicana, en el cerro del Zulema, o de la Complutum imperial, en la rivera sur del rio Henares, justo la contraria a la del castillo árabe, con lo que se abría la posibilidad de la existencia de un templo a Marte en aquella localización, o en otro tipo de espacio público, lo que abre la posibilidad de que este lugar hubiera sido el primer asentamiento romano en el municipio, antes de la propia Complutum.

El altar a Marte de Alcalá la vieja

Los arqueólogos trabajan sobre la pieza en el yacimiento

Hasta este descubrimiento, se pensaba que todos los materiales romanos localizados en el cerro de Veracruz provenían de Complutum, pero gracias a este descubrimiento, otros de menor magnitud, y la reciente documentación in situ de los restos de otro edificio de cronología romana, sabemos que hubo una ocupación romana anterior que pervivió tras la fundación de Complutum.

El altar

El espectacular exvoto, de casi 900 kilos y 1,70 metros de altura, fue una ofrenda dedicada al dios por Ligurius Primitivus. El ara, de piedra caliza, está rematada, en su parte superior, por un frontón triangular entre dos acróteras. Esa parte superior presenta, en su centro, un círculo enmarcado por dos almohadillados que pudo servir de recipiente para depositar ofrendas.

El altar a Marte de Alcalá la vieja

Textos grabados sobre el altar traducidos como: “Consagrado a Marte. Ligurio Primitivo en cumplimiento de un voto”

Sus espectaculares dimensiones totales son: 172 X 50 X 39 cm. En algún momento, el altar sufrió la pérdida del extremo superior de su lateral derecho, pero por suerte la destrucción  no afectó al texto.

El campo epigráfico no está enmarcado por ninguna moldura lateral, ni inferior. El texto se inscribió en la parte superior de su cara frontal; ocupa: 46 X 48 cm. Presenta letras de tamaño regular, 7,5 cm, salvo las dos S finales de las líneas 3-4, más pequeñas. Buscando incluir cada nombre en una línea, el lapicida no dudó en superponer letras: así, en la línea 3, la I sobre la R de LIGURUS para reflejar LIGURIUS; esa I es casi imperceptible. Mejor se han conservado las I superpuestas de la línea 4 así como la V final de la misma línea dando PRIMÎTÎVÛS. No se advierten interpunciones salvo en la línea final: EX * VOTO.

El texto inscrito en el altar sería el siguiente:

MARTI

SACR

LIGVRVS

PRIMÎTÎVÛS

EX * VOTO

Transcripción: Marti / sacr(um) / Ligurius / Primitivus / ex * voto

Traducción: “Consagrado a Marte. Ligurio Primitivo en cumplimiento de un voto”.

En cuanto a su datación,  por el tipo de letra y los nexos de las mismas, el altar seria realizado entre finales del siglo I y principios del siglo II después de Cristo.

El altar a Marte de Alcalá la vieja

Ilustración del altar por M. A. López Marcos

¿Quién fue Ligurius?

El nomen Ligurius no es frecuente en la documentación epigráfica de Hispania. En una inscripción de Almuñécar, que ha sido con razón objeto de gran atención, se hace mención a un Aemilius Ligurius, quien, junto a otros libertos, contribuyó a hacer una inscripción honorífica a su antiguo patrono, flamen de la provincia y considerado amigo. Bajo la forma Ligur, como cognomen, se constata en Utrera  y en Mérida. En Porto de Mós, Leiria (Portugal), otra inscripción hace mención a Quintus Ligurius Rusticus.

En una inscripción de Alcalá de Henares, se menciona a una Liguria Titula Y hay otros testimonios del mismo nombre en ámbitos de la provincia Lusitania: en Caesarobriga (Talavera de la Reina), hubo también una Liguria Abia.

Hay, en cambio, muchos testimonios del cognomen Primitivus en diversos lugares de Hispania y en otros ámbitos del Occidente, con frecuencia como nombre de esclavo.

Por todo ello, es altamente probable que Ligurius Primitivus fuera un antiguo liberto, desvinculado ya de sus obligaciones del obsequium y beneficium para con su antiguo patrono.

El culto a Marte en la Alcalá Romana

El descubrimiento de este altar da un argumento más para justificar la importancia que llegó a tener el culto de Marte en la Alcalá de Henares Romana, pues se conocían ya otros testimonios de esa devoción a Marte en otras aras votivas, como una, desaparecida sin descripción, se halló también como la que nos ocupa, en el castillo árabe de Alcalá. Se fecha en el s. II p. C. y presentaba el texto Marti / Arruntius / Initialis / v(otum) s(olvit) m(erito).

Una  segunda Ara, también desaparecida sin descripción, se halló en Alcalá de Henares en un lugar impreciso: ¿Alcalá la Vieja? Se viene fechando entre fines del s. I- s. II p. C. y presenta el texto: Marti / sacrum / Grattius / Pyramus / v(otum) s(olvit) m(erito).

Una tercera se halló en 1990. Se encuentra empotrada en el Torreón del Tenorio, antiguo Palacio Arzobispal, situado frente al Convento de Las Bernardas. Se presenta en mal estado de conservación y  mide: 48 X 39 cm. Se viene fechando en el s. II p. C. y tiene inscrito: [M]arti / [A]ug(usto) * sa[cr(um)] / [Ap]pule[ius] / [P]olyde[u] / ces * v(otum) / s(olvit) * l(ibens) * m(erito)

Sobre una cuarta, sin duda también de Complutum, hay más divergencias al haberse perdido. La noticia más antigua refiere que se halló en la Fuente del Juncal en el año 1657 y que se perdió en 1849, al restaurar la Fuente. Frente a la antigua lectura de Azaña (C. Marius votum solvit aquas dedit), sin duda extraña, contamos con una propuesta de lectura de Knapp, que dice:  Marti votum solvit animo libens

Ahora bien, tal propuesta de lectura deja dudas ante la ausencia del nombre de un dedicante, lo que hace esa lectura muy hipotética.

El carácter griego de los cognomina, Pyramus y Polydeuces, refuerza la hipótesis de que hubieran sido libertos, aunque también hubo hombre libres importantes con esa onomástica.

El descubrimiento de este ultimo altar a Marte y el conjunto de las otras aras votivas, ya conocidas de antes, nos llevan a una reflexión, que la concentración de aras votivas en el ámbito de la ciudad de Complutum, municipio de época Flavia, nos indicaría la existencia de un lugar de culto a Marte en la ciudad.

¿Un templo a Marte en Alcalá?

Faltan datos para poder precisar si hubo allí un templum o lugar consagrado por los augures, un edificio, aedes sacra con un entorno, donde se depositaron las aras, o bien sólo un lucus, lugar sagrado en medio de un bosque, en cuyo interior se situó el ara central del culto a Marte y donde, más tarde, se fueron poniendo otras aras dedicadas por parti-culares.

Por más que Roma fuera el modelo de referencia, la ciudad que contó con templos a muchas divinidades, no debe olvidarse que había también en ella espacios sagrados, situados en torno a un ara central, que no tenían templos. Baste recordar el ara y el espacio sagrado de Hercules en el Foro Boario33. Habrá, pues, que esperar a nuevos hallazgos arqueológicos para poder precisar en qué contexto religioso exacto se situó esa nueva ara y las otras de Marte antes conocidas de Complutum.

El altar a Marte de Alcalá la vieja

La princesa Rea Silvia, hija del depuesto rey Numitor, es visitada por el dios Marte y de esta unión nacerán los gemelos Rómulo y Remo. El primero será el fundador de la ciudad

Al Marte de Complutum, sea bajo la advocación de Augustus o sólo presentado como Mars, se le hacían sacrificios de suovetaurilia (cerdos, ovejas, toros). Era una práctica tan conocida que no era necesario expresarla en todos los textos. Hay un testimonio de esa práctica ritual en Hispania, la indicada en un largo texto epigráfico, hallado en Condeixa-a-Velha (Conimbriga), en la que el dedicante agradece a Marte Augusto los favores concedidos y le dedica, con un corazón propicio, taurum m[actabo in] ariis Ma[rtis Aug(usti)?].

En síntesis, el testimonio aportado por la nueva ara, consagrada a Marte, viene a reforzar que, en Complutum, municipio latino desde época Flavia, además de un culto al emperador, a Tutela, a Diana, a Fortuna Diva, a Hércules, a las Nymphae y a Pantheus Aug(ustus), testimoniados en otras aras, hubo muchos devotos de Mars, que, según nos relata Julio Mangas, de la Universidad Complutense de Madrid, en su estudio ARA VOTIVA CONSAGRADA A MARTE, HALLADA EN ALCALÁ LA VIEJA (ALCALÁ DE HENARES, MADRID), podría no tener relación ni con el ejército ni con la agricultura. Pudiendo ser que se estuviera ante un Marte pacificador de los conflictos sociales.

FUENTES: Julio Mangas Manjarrés, EL PAÍS

Datos generales del altar:

Descripción: Altar con frontón, acróteras y fóculus

Tipo de Soporte: Piedra – Caliza, calcárea

Dimensiones: 172 x 50 x 39

Conservación: Muy buena

Inscripción: Marti /sacr(um) / Ligurîus / Primîtîvûs / ex · voto

Nombre antiguo del lugar: Complutum

Estatuto jurídico: Municipium

Conventus / Diocesis: C. Caesaraugustanus

Provincia: Hispania Citerior

Lugar de conservación: Alcalá de Henares – Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid

Si quieres saber más sobre ritos y tradiciones romanas puedes leer también:

El verdadero origen de la Semana Santa. De los ritos neolíticos al ‘Dies Sanguinis’ romano

Descubrimos el verdadero origen del día de San Valentín

Las Saturnales, descubre el verdadero origen de la navidad

Vestal romana: la encargada de custodiar el fuego sagrado

Si te interesa saber más sobre Complutum, la Alcalá Romana, te recomendamos:

La Ciudad Romana Complutum. Guía Arqueológica

Alcalá de Henares, una ciudad en la historia. Guía de mano

El poder de Roma – Madrid una historia para todos nº 5

Cumplutum, la ciudad de las Ninfas. Viaje virtual a una ciudad Romana

El ocaso de un pueblo. La Carpetania centro-septentrional entre la II Edad del Hierro y la época romana (siglos III a. C. – I d. C.): el valle bajo del Henares

Vides Monumenta Veterum. Madrid y su entorno en época romana (VOL I y II)

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *