¿Sabes cómo era una vivienda carpetana? Excursión a los yacimientos arqueológicos del Henares. Parte III.

¿Sabes cómo era una vivienda carpetana? Excursión a los yacimientos arqueológicos del Henares. Parte III.

Te descubrimos como Vivian los madrileños hace más de 2000 años

Vivienda adosada de 60 m2 con porche y cocina americana, muy luminoso. Disfrute de preciosas vistas y un entorno natural único, bien comunicado y muy cerca de Madrid.

Podría ser el anuncio de cualquier piso actual, pero es la descripción de una vivienda Carpetana del yacimiento del Llano de la Horca, en Santorcaz, de hace más de 2000 años.

En esta tercera parte de nuestra primera excursión por los yacimientos arqueológicos del valle del Henares, os enseñamos, en un breve video, el interior de una de las casas carpetanas del yacimiento.

Para que os hagáis una mejor idea os ponemos a continuación algunas reconstrucciones en imágenes de la casa que hemos visitado y del Oppida carpetano en general.

Reconstrucción del Oppida carpetano del Llano de la Horca en Santorcaz.

Reconstrucción del Oppida carpetano del Llano de la Horca en Santorcaz.

Las viviendas del Oppida del Llano de la Horca oscilan en una superficie media de entre los 70 y los 90 m2, estaban construidas sin cimientos, pero con un zócalo realizado en piedra caliza, para sostener mejor el peso y evitar la humedad del terreno.

Las viviendas del Oppida del Llano de la Horca oscilan en una superficie media de entre los 70 y los 90 m2, estaban construidas sin cimientos, pero con un zócalo realizado en piedra caliza

Sobre el muro de mampostería se  colocaban postes de madera unidos con adobes y todo ello enlucido con barro que en algunos casos pudiera estar coloreado. Sobre ellas se colocaba un entramado de vigas de madera.

Las separaciones interiores se realizaron con tablas o con un entramado vegetal revestido con barro.

Sobre el muro de mampostería se colocaban postes de madera unidos con adobes y todo ello enlucido con barro que en algunos casos pudiera estar coloreado. Sobre ellas se colocaba un entramado de vigas de madera.

No hacía falta chimenea, porque el humo del hogar salía a través de la cubierta vegetal que vertía aguas hacia un solo lado, siempre con la parte alta del tejado en la zona trasera y la baja hacia la calles. En la fachada además de puertas se abrieron ventanas.

Quizás uno de los espacios más interesantes y llamativos de los hogares del Llano de la Horca son sus porches. Se construían a partir de postes de madera que apoyaban sobre algunos refuerzos del firme de la calle y servían de apoyo a los aleros que sobresalían de los tejados de las casa. Constituyen realmente una prolongación del espacio domestico hacia el exterior ubicando en ellos zonas de trabajo, talleres y pequeños puestos o tenderetes. En este sentido, estos accesos porticados permitían una prolongación hacia zonas con más luz y transito de los habitantes del poblado.

Llano de la Horca escena de calle

Llano de la Horca Alfareria

A continuación os mostramos la reconstrucción de escenas cotidianas en el interior de la vivienda. Estas evocadoras imágenes, junto con las que ya habéis disfrutado en este articulo y muchas otras de una calidad excepcional, se crearon, con el asesoramiento de los arqueólogos, por Arturo Asensio para la exposición ‘Los últimos Carpetanos, El oppidum de le Llano de la Horca (Santorcaz, Madrid)’ y para su magnífico catalogo que desde aquí os recomendamos encarecidamente.

Interior casa carpetana vida cotidiana noche

El yacimiento del Llano de la Horca. Los últimos carpetanos.

En Santorcaz, mucho antes de que la princesa de Éboli fuera allí encerrada y de que las Crónicas de un pueblo deleitaran a toda una generación, antes incluso de que Santorcaz tuviera ese nombre y de que la memoria escrita reviviera acontecimientos históricos sucedidos en este madrileño rincón, entre los siglos III y I a.C. los últimos carpetanos que, a pesar del imparable proceso de romanización, mantuvieron su identidad y sus señas indígenas, ocupaban un cerro estratégicamente situado.

Hoy día conocemos ese cerro como El Llano de la Horca y es uno de los yacimientos de cuya excavación, investigación e interpretación se encarga el Museo Arqueológico Regional, en una intervención programada desde el año 2001 y codirigida por Enrique Baquedano, Gabriela Martens y Miguel Contreras, técnicos del Museo y por Gonzalo Ruiz Zapatero, Catedrático de Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid.

Fuente: M.A.R. Excavaciones arqueológicas en El Llano de la Horca (Santorcaz)

Si el tema os resulta interesante os remitimos a este breve pero ameno e interesante artículo: El misterio de los carpetanos. QUO.es

También podeos descargar aquí el nº 11 de Madrid Histórico con un monográfico sobre el Yacimiento.

Y si queréis profundizar en el mundo de los carpetanos, estas lecturas son imprescindibles:

Los Últimos carpetanos. El oppidum de El Llano de la Horca (Santorcaz, Madrid)

1er simposio sobre los carpetanos. Arqueología e historia de un pueblo de la edad de hierro (VOL I-II)

El ocaso de un pueblo. La Carpetania centro-septentrional entre la II Edad del Hierro y la época romana (siglos III a. C. – I d. C.): el valle bajo del Henares

La romanización de celtíberos y carpetanos en la meseta oriental. Zona Arqueológica nº22

La tierra sin límites. Territorio, sociedad e identidades en el valle medio del Tajo (s. IX-I a.C.)

La tierra apropiada – Madrid una Historia para todos nº 3

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *