Hidria griega con técnica de «figuras negras»

26,45 IVA Incluido

Una hidria es una vasija de cerámica de la Antigua Grecia usada para recoger, transportar, contener y vertir agua, con un diseño similar al del stamnos.​ Su característica definidora es que disponía de tres asas, dos paralelas y pequeñas en el vientre del recipiente para verter el agua y una tercera mayor y vertical, situada en el cuello, para su transporte. Se le data entre el 520 – 510 a.C. puesto que sus características corresponde con el período final de las «figuras negras».

Material: cerámica policromada

2 disponibles

Descripción

Hidria griega con figuras femeninas y guerreros en cuadrigas

 

La palabra hidria procede del latín hydrĭa, la cual a su vez procede del griego ὑδρία, cántaro para el agua. La hidria es un vaso destinado a recoger, transportar, contener y vertir líquidos y, como cualquier otro vaso griego, su forma responde a estas funciones: su gran cuerpo de forma ovoide sirve para contener el líquido, mientras que su alto cuello con gran boca circular sirve para recoger el agua y verterla. Sin embargo, lo más característico de la hidia son sus tres asas, de utilidades diferentes: el asa vertical, que une la boca del cuerpo, es adecuada para sujetar el vaso inclinado mientras se recoge el agua del caño o se vierte y las dos asas horizontales lo son para transportar el vaso con las dos manos en recorridos cortos porque en los trayectos más largos la llevaban las mujeres en la cabeza, tal como ilustra la escena.
A la perfecta adecuación entre la forma y la función se añade la belleza del diseño, resultado tanto de la proporción y articulación de sus partes como del dominio de la técnica de «figuras negras» y de la composición artística con las que se ha ejecutado la expresiva escena que la decora.
Por otra parte, esta vaso está muy relacionado la vida con la muerte por utilizarse muy especialmente en los rituales nupciales o funerarios en los que la mujer tenía un papel destacado. La escena que la decora alude precisamente a uno de esos rituales.
Las mujeres van elegantemente vestidas con sus túnicas y mantos. Estamos ante una imagen festiva en el que la mujer es protagonista y participa en la vida comunitaria. Quizá se trate del momento, dentro del ritual del matrimonio, en el que las muchachas se encargaban de ir a buscar el agua a la fuente para el baño ritual de la novia. Pero también puede tratarse de un momento de la anthesteria, fiesta dedicada al difunto y en las que las familias mandaban a una muchacha a la fuente a buscar agua para las abluciones y la bebida ritual del difunto, la hidrophoria, estrechamente vinculada al agua.
En los hombros del vaso se representa una escena de guerreros en cuadrigas, que representan los valores de los jóvenes nobles atenienses. Se hace hincapié en el rol de la mujer y en su mundo, contrapuesto en cierta manera al del hombre.
En cuanto a al datación, se le supone una fecha entre el 520 – 510 a.C. por corresponder sus características con los últimos momentos de la producción  con esta técnica de figuras negras, que se desarrolla desde finales del siglo VII hasta finales del siglo VI – principios del siglo V a.C. Su época de mayor explendor corresponde a los años 570 – 525, aunque desde el año 530 a.C. va siendo sustituida por la nueva técnica de «figuras rojas» que surge en este momento.
[Total:0    Promedio:0/5]

Información adicional

Peso 285 g
Dimensiones 12 × 14 cm
Material

Cerámica con policromía

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Hidria griega con técnica de «figuras negras»”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…