Hipparion sp, reproducción artesanal pintada a mano del pequeño caballo primitivo.

18,00 IVA Incluido

Hipparion sp, esta miniatura es una reproducción artesanal pintada a mano , edición limitada,  creada en exclusiva para el Museo Arqueológico Regional por el artista, historiador y arqueólogo Jesús Toledo (Paleocreatures), es una detallada reproducción artesanal en resina pintada a mano de este caballo primitivo cuyos restos fósiles ha aparecido en gran abundancia en el yacimiento del Cerro de Batallones.

La miniatura del Hipparion sp esta reproducida a escala 1:20 e incluye base decorada y pintada también en resina.
  • Dimensiones: 11 x 7 cm.
  • Material: Resina
  • Incluye: Base en resina decorada y pintada. Ficha del animal.
  • Serie limitada.

3 disponibles

Descripción

Hipparion sp, esta miniatura es una reproducción artesanal pintada a mano , edición limitada,  creada en exclusiva para el Museo Arqueológico Regional por el artista, historiador y arqueólogo Jesús Toledo (Paleocreatures), es una detallada reproducción artesanal en resina pintada a mano de este caballo primitivo cuyos restos fósiles ha aparecido en gran abundancia en el yacimiento del Cerro de Batallones.

La miniatura del Hipparion sp esta reproducida a escala 1:20 e incluye base decorada y pintada también en resina.
La miniatura forma parte de una colección de los animales más representativos de los yacimientos miocenos del Cerro de los Batallones que recrea una escena del Madrid de hace 12 millones de años.
Cerro de los Batallones

El Hipparion

El Hipparion, (gr. “caballo pequeño”) era es un género extinto de mamíferos perisodáctilo de la familia Equidae. Un caballo primitivo caracterizado por tener tres dedos en cada pata, en lugar de uno como los actuales. Sus Restos fósiles se han hallado en Norteamérica, Europa, Asia y África. Vivió durante las edades Vallesiense, Turoliense, Rusciniense e inicios del Villafranquiense, lo que representa un largo periodo de tiempo que va desde el Mioceno Medio hasta el Pleistoceno.

El extraordinario éxito de este caballo prehistórico lo atestigua la extrema abundancia de restos fósiles encontrados y de su amplia difusión en casi todos los continentes. Hipparion, en efecto, era uno de los herbívoros más abundantes de su tiempo. Poseía una altura media aproximada de 1,4 metros y se asemejaba mucho a un caballo actual, pero como sus antecesores Mesohippus y Merychippus, disponía aún de tres dedos, de los cuales el dedo central era el más grande y desarrollado.

Hipparion sp. (Batallones 10, Torrejón de Velasco, Madrid)

Hipparion sp. (Batallones 10, Torrejón de Velasco, Madrid)

Taxonomía

El género Hipparion fue propuesto por de Christol en 1832 basándose en material del sur de Francia, pero sin indicar ni holotipo ni especie tipo. Osborn asignó en 1918 la especie europea H. prostylum como especie tipo y Sondaar estableció en 1974 el holotipo para esta especie.2​ Fue asignado a la familia Equidae por de Christol (1832), Thurmond y Jones (1981) y Carroll (1988); y a la tribu Hipparionini por MacFadden (1998).3​4​5​

Masa corporal

Legendre y Roth examinaron tres especímenes para estimar la posible masa corporal de Hipparion, obteniendo 118,9, 69,4 y 62,2 kilogramos respectivamente.​

Historia del descubrimiento

El primer hallazgo de este pequeño caballo fue en el año de 1832 por parte de Christol, quien además los clasificó dentro de la familia de los Equidae y les dio el nombre de Hipparion.

En 1871, en Rusia, el geólogo e ingeniero Nikolay Barbot durante unos estudios geológicos que estaba realizando por la zona de Crimea, Rusia, se encontró con otros restos fósiles de este equino.

En los años 1883 y 1887, se encontraron más restos fósiles de Hipparion también en la zona de Crimea, Rusia.

Y también en Crimea tuvo lugar otro importante descubrimiento. Y es que un residente de la región de Frunze, perteneciente al pueblo de Saki, observó en el mar lo que parecían los huesos de una bestia e inmediatamente informó al Museo Central de Táuride.

Los investigadores al acercarse al lugar, constataron que se trataban de restos fósiles de Hipparion, que se encontraban incrustados en una placa de arcilla roja.

A pesar de que estos restos estaban muy bien conservados, en un principio los científicos creyeron que se trataba de un ancestro de un rinoceronte, sin embargo, después de un exhaustivo examen se comprobó que estos fósiles correspondían realmente a un ancestro de los caballos modernos.

Este hallazgo fue muy importante porque hasta la fecha no se tenía muy claro cómo había evolucionado el caballo; y dichos restos completos ayudaron a desvelar mucha información que permitió conocer un poco más sobre su origen.

Desde el primer hallazgo hasta la fecha se han ido encontrando muchas más especies de este animal. De esta forma se ha podido ir ampliando cada vez más la información sobre él.

Como ya hemos comentado, en términos generales el hipparion era muy semejante a los caballos actuales, eso sí, éste era más pequeño y es que tenía una altura de unos 1.4 metros hasta la cruz y podían llegar a pesar unos 100 kilos.

Tenía las piernas cortas y un cuerpo robusto. Sus extremidades estaban adaptadas para correr rápido en largas distancias; era un caballo de resistencia.

Además, tenía los ojos muy separados lo que le permitía tener un gran campo de visión, que le ayudaba a detectar al instante un depredador.

Sus patas estaban dotadas de tres dedos, donde los dedos de los extremos estaban poco desarrollados en comparación con el del medio el cual era más largo, grande y robusto. Estos dedos les permitían moverse por suelos húmedos sin hundirse, ya que podía desplegar sus dedos hacia los lados ampliando así la zona de pisada.

¿Dónde y cuándo vivió?

Vivió entre el mioceno medio y el pleistoceno temprano, hace aproximadamente unos 23 y 7 millones de años.

Y se podía encontrar a esta especie en casi cualquier parte del mundo, como se ha podido demostrar al encontrar fósiles de este equino en distintas partes del mundo, como en: Asia, África, Norteamérica y Europa.

Al igual que los renos y alces, en el Hipparion se podía observar una postura más aguda y liviana que la del caballo moderno, dicha característica es clave para animales que viven en llanuras húmedas, amplios valles fluviales con una rica vegetación y prados que son fácilmente inundables.

Y de ahí se deduce que su hábitat fueron los bosques costeros, los bosques de tipo estepa y los humedales.

¿Qué comía?

Analizando su dentadura se pudo llegar a la conclusión de que tenían dientes adaptados para comer hierba blanda, al igual que los caballos modernos. Por lo que se asegura que comía heno, hierba, granos…

Como se comportaba

Muchos investigadores señalan que es muy probable que el Hipparion viviera en manadas, ocupando las grandes llanuras, sabanas y estanques.

hipparion estilo de vida

Incluso se llegaba a sugerir que las manadas de esta especie animal llegaban a estar formadas por miles de cabezas.

El rápido movimiento de estos caballos era de vital importancia, ya que era su única protección contra el ataque de los diferentes depredadores.

Y estos movimientos eran posibles al tener todos ellos un alto control del cambio rápido de dirección en plena carrera.

Escena HiipparionExtinción

Como en muchas otras especies existen varias teorías que podrían haber provocado su extinción, las cuales te vamos a detallar a continuación:

Una de estas hipótesis está relacionada con la alimentación…

A pesar de ser una especie numerosa y repartida por casi todos los rincones de la tierra; después del Mioceno el Hipparion se encontró viviendo y compartiendo un mundo en el que aparecieron más géneros de équidos avanzados. Incluso se podría empezar a hablar de que estaban empezando a aparecer especies de la misma familia mucho más avanzadas.

Estos nuevos animales similares a ellos, pero más modernos y mejor adaptadas, así como otros nuevos animales de pastoreo, como los mamuts, por ejemplo, le habrían supuesto una mayor competencia por los mismos recursos alimenticios que el Hipparion.

Otra de las hipótesis que se baraja es la relacionada con los depredadores…

Y es que si a los depredadores ya existentes se le suman la aparición de otros nuevos, como por ejemplo la hiena de las cavernas, el cual aparentemente cazaba de forma activa al hipparion, este hecho habría contribuido a una rápida desaparición de la especie.

Por último está la hipótesis de las glaciaciones de finales del Pleistoceno…

Aunque esta teoría tiene, al menos hoy, poco peso y realmente se cree que son la suma de las otras dos teorías las que llevaron a la desaparición de esta especie.

Curiosidades sobre el Hipparion

Lo que se tiene muy claro es que los hallazgos fósiles de este animal ayudaron a desvelar y entender mucho mejor como ha sido la evolución de los caballos.

Aunque como curiosidad te contaremos que aunque se tiene claro que el Hipparion es el ancestro de los caballos, muchos investigadores apuntan a que este Equidae es en realidad el antepasado de los ponys.

Fuente: DINOSAURIOSS.COM

  • Nombre: Hipparion Sp.
  • Edad: 12 Millones de años.
  • Lugar: Europa, África, Asia y Norteamérica
  • Tamaño: 1,6 metros de altura.
  • Peso: 300kg aprox.
  • Alimentación: Herbívoro.

Si quieres contemplar los restos auténticos de este magnífico animal no puedes perderte la exposición La colina de los Tigres Dientes de Sable y aprende más sobre Tetralophodon en el catálogo de la exposición y en el espectacular y más completo y riguroso estudio realizado sobre el yacimiento más importante de Mioceno en el mundo La Colina de los Tigres Dientes de Sable.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

[Total:0    Promedio:0/5]

Información adicional

Peso 75 g
Dimensiones 11 x 7 cm
Material

Resina

Presentación

Incluye base decorada y pintada también en resina.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Hipparion sp, reproducción artesanal pintada a mano del pequeño caballo primitivo.”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…

  • Mamut y Smilodon ¡Excava como un autentico arqueólogo y descubre la lucha más feroz y espectacular de la edad de hielo!

    Mamut y Smilodon ¡Excava como un autentico arqueólogo y descubre la lucha más feroz y espectacular de la edad de hielo!

    24,95 IVA Incluido Añadir al carrito
  • La colina de los Tigres Dientes de Sable. Los yacimientos miocenos del Cerro de los Batallones.

    La colina de los Tigres Dientes de Sable. Los yacimientos miocenos del Cerro de los Batallones.

    50,00 IVA Incluido Añadir al carrito
  • Machairodus, reproducción del feroz dientes de sable del mioceno

    Machairodus, reproducción artesanal pintada a mano del feroz dientes de sable del mioceno

    18,00 IVA Incluido Leer más
  • Hoplophoneus Primaevus

    Hoplophoneus Primaevus (cráneo) con policromía y texturas

    34,95 IVA Incluido Leer más
  • Cráneo de Smilodon Fatalis I

    Smilodon Fatalis (cráneo)

    125,00 IVA Incluido Leer más
  • Madrid antes del hombre – Madrid una Historia para todos nº 1

    Madrid antes del hombre – Madrid una Historia para todos nº 1

    15,00 IVA Incluido Añadir al carrito
  • Mamut, aprende jugando. Excava como un autentico arqueólogo y descubre y monta tu propio fósil de Mamut.

    Mamut, aprende jugando. Excava como un autentico arqueólogo y descubre y monta tu propio fósil de Mamut.

    13,95 IVA Incluido Leer más
  • Paleominiatura exclusiva en resina del Decennatherium rex

    Decennatherium rex, reproducción artesanal pintada a mano de la jirafa gigante de cuatro cuernos más primitiva que ha sido encontrada

    24,00 IVA Incluido Añadir al carrito
  • Smilodon, aprende jugando. Excava como un autentico arqueólogo y descubre y monta tu propio fósil de Dientes de Sable.

    Smilodon, aprende jugando. Excava como un autentico arqueólogo y descubre y monta tu propio fósil de Dietes de Sable.

    13,95 IVA Incluido Leer más