Pez de estilo románico

15,00 IVA Incluido

Pieza de pez de inspiración de estilo románico, como las encontradas en los capiteles de iglesias del siglo XI y XII. El pez se halla ligado al agua y, por tanto, al símbolo de la vida, la muerte, el renacimiento y la fecundidad.

Tamaño: 18.5 x 5.5 cm.
Material: escayola con policromía y pátina.

2 disponibles

Descripción

Pez de estilo románico:

Reconfiguración del bestiario románico

El pez se halla ligado al agua y, por tanto, a su simbolismo: vida, muerte, renacimiento, fecundidad. Porque todo aquello que posee vida, procede del principio húmedo, principio del cual, también se nutre.
En un canecillo de la iglesia de San Pedro de Arrojo, se encuentra representado un pez del que cuelgan agarradas por la boca, dos serpientes. La lectura propia de la imagen podría sugerir que ambos reptiles dan caza con el fin de devorar la presa.
Se trataría entonces de una representación que muestra una cotidiana escena de la naturaleza, con la particularidad de que el ataque no es ejecutado por una sola serpiente como es lo habitual, sino que, en posición paralela, aquí aparecen dos.
Si visualizamos su lectura simbólica en lugar de la literal, encontraríamos relación de esas serpientes simétricas con otras que se suelen encontrar con suma frecuencia en el románico.
Pero antes, debemos entender que la labor expropiante y acomodaticia que desde sus orígenes efectuara el cristianismo de la palabra Ictis (pez) para convertirla en su secreta señal identificativa, junto la inversión a valor negativo que, en el ámbito de dicha religión se le atribuyera a la serpiente, -rebajada a imagen del Mal desde el primer libro de la Biblia-, acabarían por velar el verdadero significante de este símbolo en el Arte Sacro.
Decimos esto porque en la constante relación tipológica y teológica atribuida al anagrama «Jesucristo el Hijo de Dios y Salvador“-(Iesous Cristós Theou Uios Soter), o al pez como alimento que Jesús reparte a las muchedumbres, se acabaría por monopolizar su lectura simbólica a su referente eucarístico o bien a la representación anagrámica de su nombre, y por ello, casi siempre se olvida o desconoce, que el símbolo del pez ya era conocido en religiones que precedieron al cristianismo y cuyo culto se relacionaba directamente con el sexo y la fertilidad.
Según el “Diccionario de Símbolos y Objetos Sagrados de la Mujer” de (Bárbara G. Walker), Ichthys fue hijo de la diosa del Mar Atargatis, que fue conocido en distintas mitologías como Afrodita, Pelagia o Delphina…En la Grecia antigua la palabra también significó «útero» y «delfín”.
Ejemplos de deidad-pez son la babilónica Ea, similar a la de los filisteos Dag o Dagon, que llegó a ser conocido entre los griegos como Oannes, imagen que renace del mar para dar a conocer a los humanos las artes de la civilización; o en la tradición egipcia, el pez que se tragó el falo del desmembrado Osiris, devolviendo el impulso regenerador a las profundidades de las aguas -pez, que fue considerado símbolo de la vulva de Isis-
[Total:0    Promedio:0/5]

Información adicional

Peso 125 g
Dimensiones 18.5 × 5.5 cm
Material

Escayola con policromía y pátina.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Pez de estilo románico”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…