MOSAICO CABEZA DE LEOPARDO, DETALLE DEL MOSAICO DE LA CASA DE BACO, COMPLUTUM

320,00 IVA Incluido

MOSAICO CABEZA DE LEOPARDO, DETALLE DEL MOSAICO DE LA CASA DE BACO EN COMPLUTUM

Esta excepcional reproducción artesanal que os presentamos de la cabeza de un leopardo, es un detalle de uno de los mosaicos más emblemáticos de la ciudad romana de Complutum, el mosaico de Baco, que da nombre a la domus donde se encontró, la Casa de Baco. La reproducción está realizada en piedra natural y mármoles con la técnica del Opus tesselatum por la persona que restauró algunos de los mosaicos originales de Complutum, Juan Antonio Mondéjar.

  • Tamaño: 25,5 x 22,5 x 1 cm. (largo x ancho x alto).
  • Material: piedra.
  • Peso: 1.100 gr.

1 disponibles

Descripción

MOSAICO CABEZA DE LEOPARDO, DETALLE DEL MOSAICO DE LA CASA DE BACO EN COMPLUTUM

Esta excepcional reproducción artesanal que os presentamos de la cabeza de un leopardo, es un detalle de uno de los mosaicos más emblemáticos de la ciudad romana de Complutum, el mosaico de Baco, que da nombre a la domus donde se encontró, la Casa de Baco. La reproducción está realizada en piedra natural y mármoles con la técnica del Opus tesselatum por la persona que restauró algunos de los mosaicos originales de Complutum, Juan Antonio Mondéjar.

La casa de Baco

La casa de Baco, próxima al decumano máximo era una característica domus urbana que destaca por una serie de mosaicos como el de Cupidos, el de los Coperos y el de Baco que por su iconografía estaban perfectamente adaptados a cada uno de los ambientes domésticos.

Los mosaicos de la casa de Baco

Los mosaicos de la Casa de Baco fueron descubiertos en el año 1972 cuando se pretendía acometer sobre el terreno la construcción de una torre metálica de energía eléctrica, iniciando un vaciado con máquinas excavadoras que reveló el pavimento teselado a unos 70 cm de profundidad. Se decide entonces acotar una zona para realizar una serie de catas que darían lugar al descubrimiento de los mosaicos del peristilo de la casa, junto al Mosaico de Baco de su triclinium.

Se trata de un opus tesselatum data de finales del siglo IV d.C. Este mosaico se encontraba en el ala oeste de la casa.

Este tipo de composiciones en “U” combinadas con espacios en “T” son comunes en los triclinia de las mansiones mediterráneas, como en Itálica, donde se reservaría el espacio en “U” para colocar los lectus, y que se decoraría con motivos geométricos. Mientras, el espacio restante se decora con motivos figurados. Los temas que representan suelen estar vinculados a las actividades desarrolladas en la estancia, como es el caso, en el que se representa un triunfo de Baco.

    Título: Mosaico de Baco

    Técnica: Opus tesselatum

    Dimensiones: 7,98 x 6,26 m = 49,95 m2

    Datación: Finales del siglo IV d.C.

    Contexto cultural: Bajo Imperio

Panel central del Mosaico de Baco

Está compuesto por un conjunto de paneles delimitados por motivos de orlas y cables de cuerda, cuya escena central presenta al ebrio dios Baco rodeado de su tiasos o séquito báquico, compuesto por una ménade, un sátiro y un sileno. Baco se encuentra en el centro de la composición, mientras que el resto de figuras se encuentran en un segundo plano.

 

El dios es representado como un joven imberbe, desnudo (salvo por la túnica bermellón que cuelga de sus hombros) y coronado por un tocado de hojas de vid y racimos de uvas. Su brazo derecho rodea los hombros del sátiro situado a su lado, y porta, en su mano, un pequeño cántaro vacío, asociado al ritual de las libaciones. En su mano izquierda sostiene un tirso rematado en punta de lanza, que presenta unas cintas anaranjadas.

El sátiro situado a su derecha es comúnmente identificado como Ampelos, amante de Baco. Viste un ceñidor de piel de leopardo, y sostiene en su brazo derecho una párdalis del mismo color. A su lado, la ménade se representa en actitud de danza, sosteniendo en sus brazos una antorcha. Lleva una corona similar a la de Baco, con hojas de vid y racimos de uvas; y viste una túnica amarilla.

En el otro lado de la composición, el sileno parece sostener de un brazo al dios ebrio. Este hombre es representado como un hombre de mayor edad, grueso y barbado, que también presenta su cabeza tocada por una corona de hojas de vid y racimos de uvas. Viste una túnica bermellón similar a la de Baco y cuyo tratamiento técnico destaca por la translucidez de la tela. Asimismo, porta en su mano izquierda un tirso báquico.

Paneles laterales, los leopardos

A sendos laterales del panel central, encontramos dos paneles que representan a dos leopardos afrontados a un kantharoi. El significado de este panel radica en la vinculación de las cráteras representadas asociadas al ritual de la libación. Se encuentran asimismo precedentes de animales afrontados en el mundo griego, como en la Puerta de Micenas, y que, dada la popularidad de estas escenas, se habrían extendido al campo de la musivaria.

Fuente: La Hispania Romana en el M.A.R.

Todos los mosaicos de casa de Baco se pueden admirar en el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, en Alcalá de Henares (Madrid)

Podéis encontrar más información sobre los maravillosos mosaicos de Complutum en: Ciudad Romana de Complutum 2020. Serie guías arqueológicas de Alcalá de Henares

 

Valoración global:
Su valoración:
[Total: 2 Average: 5]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “MOSAICO CABEZA DE LEOPARDO, DETALLE DEL MOSAICO DE LA CASA DE BACO, COMPLUTUM”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…