Mamut y Smilodon ¡Excava como un autentico arqueólogo y descubre la lucha más feroz y espectacular de la edad de hielo!

24,95 IVA Incluido

Mamut y Smilodon ¡Excava como un autentico arqueólogo y descubre la lucha más feroz y espectacular de la edad de hielo! Aprende jugando con este juego científico en el que darás vida a una feroz lucha entre presa y depredador. Excava como un autentico arqueólogo y saca a la luz los fósiles de dos animales prehistóricos: Mamut y Smilodon.

Monta los dos esqueletos fosforescentes y obsérvalos a oscuras: se iluminarán.

Incluye 5 fichas ilustradas con las que aprenderás muchos datos científicos sobre los animales extintos.

Contenido:

  • Martillo.
  • Cincel.
  • Bloques de tierra compuesto por yeso, pómez y arena.
  • “Fosiles” de Mamut y Smilodon.
  • Completo manual científico ilustrado.
  • 5 Fichas ilustradas de animales extinguidos.

Apuesta por juguetes, educativos, de calidad, sostenibles y  hechos en Europa.

No recomendado para menores de 36 meses sin supervisión adulta. Edad mínima recomendada, 7 años.

Fabricado por Clementoni.

Ven a ver auténticos fósiles de dientes de sable, mastodontes y otros animales de la edad de hielo al Museo Arqueológico Regional de Madrid y visita nuestra tienda para llevarte tu propio fósil.

Tamaño: 35 x 26 cm.

2 disponibles

Descripción

Mamut y Smilodon ¡Excava como un autentico arqueólogo y descubre la lucha más feroz y espectacular de la edad de hielo! Aprende jugando con este juego científico en el que darás vida a una feroz lucha entre presa y depredador. Excava como un autentico arqueólogo y saca a la luz los fósiles de dos animales prehistóricos: Mamut y Smilodon.

Monta los dos esqueletos fosforescentes y obsérvalos a oscuras: se iluminarán.

Incluye 5 fichas ilustradas con las que aprenderás muchos datos científicos sobre los animales extintos.

Contenido:

  • Martillo.
  • Cincel.
  • Bloques de tierra compuesto por yeso, pómez y arena.
  • “Fosiles” de Mamut y Smilodon.
  • Completo manual científico ilustrado.
  • 5 Fichas ilustradas de animales extinguidos.

Apuesta por juguetes, educativos, de calidad, sostenibles y  hechos en Europa.

No recomendado para menores de 36 meses sin supervisión adulta. Edad mínima recomendada, 7 años.

Fabricado por Clementoni.

Ven a ver auténticos fósiles de dientes de sable, mastodontes y otros animales de la edad de hielo al Museo Arqueológico Regional de Madrid y visita nuestra tienda para llevarte tu propio fósil.

¿Quieres saber más sobre estos dos animales?

Aprende más sobre el Smilodon

Smilodon (del griego antiguo σμίλη o smilē, «escalpelo» o cuchillo de doble hoja; y ὀδoύς u odoús, «diente») es un género extinto de félidos de dientes de sable de la subfamilia de los macairodontinos. Apareció en América del Norte a finales del Plioceno y se extinguió en América del Sur durante el Gran intercambio americano. Tres especies de este género están hoy en día reconocidas: Smilodon gracilis, Smilodon fatalis y Smilodon populator. Se estima que los mayores machos de la especie Smilodon populator podrían haber pesado hasta 300 kg, rivalizando de este modo con el tigre moderno por el título de mayor félido de todos los tiempos. ​ Pero en comparación con la mayor parte de félidos la característica más distintiva del género son sus enormes caninos, que lo convirtieron desde su descubrimiento en uno de los mamíferos prehistóricos más populares. Esta característica, que Smilodon comparte con algunos otros géneros, ha valido a estos animales el sobrenombre popular de «tigres de dientes de sable», término en realidad inadecuado ya que se trata de especies distintas del tigre actual, además de que por un fenómeno de convergencia evolutiva también existieron otros mamíferos carnívoros de dientes de sable que no estaban en absoluto relacionados con los macairodontinos, como por ejemplo el género marsupial Thylacosmilus.

Las especies del género Smilodon se extinguieron con probabilidad a raíz de las extinciones masivas de megafauna que tuvieron lugar a finales del Pleistoceno y la consecuente modificación radical de los ecosistemas que ocasionaron estas extinciones. Se considera hoy en día que la causa más probable de estas extinciones sea la llegada de los humanos a continentes a los que nunca antes habían tenido acceso. Efectivamente, estos fenómenos de extinción masiva de especies de relativamente gran tamaño coinciden casi invariablemente con la aparición de la especie humana en Europa, Asia Septentrional, Oceanía, y las Américas del Norte y del Sur

¿Por qué se les llama “Tigre Dientes de sable”?

Los dientes de sable son exactamente los caninos homólogos de los que están dotados todos los félidos. Es por la forma larga y curvada de estos caninos que se conoce popularmente a las especies del género Smilodon como «tigres de dientes de sable».

Los dientes de sable se suelen asociar con los felinos macairodontinos, pero esta característica ha aparecido en forma independiente (evolución convergente) como mínimo en cuatro tipos diferentes de mamíferos; los macairodontinos, los nimrávidos, los creodontos, y los borhiénidos. ​ Dentro de los grupos mencionados, Smilodon poseía los dientes de sable más largos; en el caso de Smilodon populator llegaban a medir hasta veinte centímetros. Los colmillos tardaban más tiempo en crecer que los caninos normales. Mediante el estudio de las variaciones en los isótopos del oxígeno, presentes en los dientes fósiles hallados en el Rancho La Brea, Los Ángeles, Robert S. Faranec llegó a la conclusión de que S. fatalis tardaba dieciocho meses en desarrollar sus colmillos por completo. El ritmo de crecimiento dental era más rápido que el de los leones actuales; la causa de la demora para desarrollar sus colmillos se debía a que estos tenían que alcanzar una mayor longitud.​

Los felinos suelen matar a las presas mordiéndolas en la nuca, fracturándoles la columna cervical. Para hacerlo, los grandes felinos utilizan colmillos especialmente adaptados para romper huesos. En cambio, la finalidad de los dientes de sable no era esta, ya que por su longitud eran relativamente frágiles y susceptibles de romperse si el animal los utilizaba para partir huesos. Es mucho más probable que tuviesen una utilidad letal doble; Smilodon los utilizaría para morder el cuello de las presas, bloqueándoles el flujo respiratorio por la tráquea y cortándoles las principales arterias que irrigan el cerebro. Para que esta operación no supusiera un riesgo para los dientes de sable, el animal debía mantener inmovilizada a la presa. ​

A pesar que tenía una constitución más fuerte comparado con los otros grandes felinos, la mordedura de Smilodon era más débil. Los grandes felinos actuales tienen agujeros cigomáticos más pronunciados, mientras que en Smilodon eran más pequeños; en tal grado, que limitaban la potencia del músculo temporal, reduciendo la potencia de su mordedura. El análisis de su estrecha mandíbula indica que solamente podía morder con el tercio de la potencia de un león.

Los dientes de sable con los colmillos más largos tenían una mordedura proporcionalmente más débil. Del mismo modo, los análisis de la fuerza de torsión de los caninos (la capacidad de los dientes caninos de resistir fuerzas de torsión sin partirse) indican que los dientes eran más fuertes en relación con la potencia de mordedura que los grandes felinos actuales. ​ Además, Smilodon podía abrir la boca hasta un ángulo de 120º, mientras que el león solamente posee una apertura de 65º.

Aprende más sobre el Mamut

Mammuthus es un género extinto de mamíferos proboscídeos de la familia Elephantidae conocidos vulgarmente como mamuts. Existieron desde hace aproximadamente 4,8 millones de años hasta hace apenas 3.700 años, en las épocas Plioceno (Neógeno tardío), Pleistoceno y Holoceno (Cuaternario).1​2​ Se han descrito numerosas especies, siendo el mamut lanudo la más conocida de todas. Se han hallado fósiles de mamut en Norteamérica, Eurasia y África. No deben confundirse con los mastodontes, que son una familia distinta.

Características

Su nombre proviene de su gruesa capa de pelo lanudo de hasta 90 cm de largo, dispuesto en forma similar al pelambre del actual buey almizclero. Bajo la piel poseía una capa de grasa de 8 a 10 cm de espesor que fortalecía su adaptación al frío. Sus orejas de 30 cm de longitud, eran mucho más pequeñas que las de los elefantes actuales (las de un elefante africano alcanzan 180 cm). Presentaban un abombamiento en forma de cúpula sobre el cráneo y una alta joroba sobre los hombros. Los machos adultos alcanzaban 2,80 a 3,40 m de alzada y 6 toneladas de peso. Los colmillos encontrados alcanzan hasta 4,2 m de longitud y 84 kg de peso, pero en promedio tienen 2,5 m y 45 kg.

Sus dientes estaban adaptados a las plantas de la tundra, pero habitaba también la estepa herbosa y la presencia de ramas de árboles en los estómagos de los ejemplares encontrados, indica que también recorrían los bosques. ​

Extinción

La extinción del mamut lanudo es posiblemente la mejor dentro del Evento de extinción del Cuaternario que supuso la extinción de 2/3 de todos los géneros de mamíferos y la mitad de la megafauna terrestre. ​ Su extinción fue escalonada y se produjo miles de años antes en las áreas continentales que en las islas, en un proceso largo en el tiempo que comenzó a finales del Pleistoceno y terminó bien entrado el Holoceno, con los restos más recientes de la especie datados ya en tiempos históricos. El mamut lanudo desapareció de Europa hacia el 10000 a. C., mientras que en el sur de Siberia aún subsistía en el 8000 a. C.​ Su extinción en islas no colonizadas por el ser humano se produjo mucho más tarde: en la isla de Saint Paul (Alaska) estuvo presente al menos hasta el 6000 a. C. El último remanente conocido de esta especie sobrevivió en la isla de Wrangel hasta aproximadamente 1700 a. C., más de 6000 años después de su extinción en los continentes. ​

Los mamuts lanudos que habían llegado a Norteamérica por Beringia desaparecieron junto al mamut colombino y la mayor parte de la megafauna norteamericana de la época36​ entre el final del Pleistoceno y el inicio del Holoceno. Los restos de mamuts más recientes que han sido datados en el continente americano tienen alrededor de 11,000 años. ​

Estas extinciones se encuadran hoy dentro del evento de extinción masiva del Cuaternario, que afectó de forma casi exclusiva a la megafauna y comenzó hace más de 40,000 años en Oceanía, teniendo su auge entre hace 14,000 a 11,500 años en el Holártico.37​ Durante este período, decenas de especies de grandes mamíferos desaparecieron de Eurasia y Norteamérica, casi todas con un peso superior a los 40 kilogramos. La extinción de los mamuts lanudos no puede, por tanto, explicarse aisladamente sino como parte de un proceso de extinción masiva mucho mayor. ​

¿Sabías que los científicos están intentando revivir al Mamut?

Descúbrelo en este video:

[Total:1    Promedio:5/5]

Información adicional

Peso 1610 g
Dimensiones 35 x 26 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mamut y Smilodon ¡Excava como un autentico arqueólogo y descubre la lucha más feroz y espectacular de la edad de hielo!”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…

  • Kit de pintura rupestre

    Kit de pintura rupestre, pinta como se hizo en Altamira

    19,95 IVA Incluido Añadir al carrito
  • Kit de grabado prehistórico

    Kit de grabado prehistórico, aprende prehistoria jugando

    19,95 IVA Incluido Leer más
  • Mamut, aprende jugando. Excava como un autentico arqueólogo y descubre y monta tu propio fósil de Mamut.

    Mamut, aprende jugando. Excava como un autentico arqueólogo y descubre y monta tu propio fósil de Mamut.

    13,95 IVA Incluido Leer más
  • Smilodon, aprende jugando. Excava como un autentico arqueólogo y descubre y monta tu propio fósil de Dientes de Sable.

    Smilodon, aprende jugando. Excava como un autentico arqueólogo y descubre y monta tu propio fósil de Dietes de Sable.

    13,95 IVA Incluido Leer más