Ídolo antropomorfo de El Malagón (Cúllar, Granada)

19,00 IVA Incluido

Réplica en resina del Ídolo calcolítico de El Malagón (Cúllar, Granada). Pieza original en marfil, depositada actualmente en el Museo Arqueológico Nacional. Se trata de un ídolo antropomorfo masculino al que le falta la cabeza para el que se ha propuesto distintas reconstrucciones (CPGr 1977). Su hallazgo fue resultado de un expolio, no obstante se pudo situar su ubicación original en el poblado pre-campaniforme de El Malagón, una cabaña de planta circular en la que además apareció una hachita de cobre y diversos cuernos de arcilla. Antigüedad aprox. 2700 – 2300 a.C.

  • Tamaño:  3 x 16 x 2 cm. (largo x alto x ancho)
  • Material: mortero
  • Color: color hueso

6 disponibles

Descripción

Ídolo antropomorfo de El Malagón

 

Réplica en resina del ídolo calcolítico de El Malagón (Cúllar, Granada). Pieza original en marfil, depositada actualmente en el Museo Arqueológico Nacional. Se trata de un ídolo antropomorfo masculino al que le falta la cabeza para el que se ha propuesto distintas reconstrucciones (CPGr 1977). Su hallazgo fue resultado de un expolio, no obstante se pudo situar su ubicación original en el poblado pre-campaniforme del Malagón, una cabaña de planta circular en la que además apareció una hachita de cobre y diversos cuernos de arcilla. Antigüedad aproximada 2700 – 2300 a.C.

 

Ídolo antropomorfo masculino

 

Marfil tallado.

Altura, 16,6 cm.; anchura máxima, 5,2 cm.

Calcolítico, 2.700-2.300 a.C.

Procedencia El Malagón, Cúllar, Granada.

Comentarios:

Este ídolo apareció en los niveles superiores del interior de la cabaña F, de planta circular que mantenía el zócalo de piedra y alzado de tapial, hoy desaparecido. En su interior se documentó un banco adosado a la pared y un hogar. Esta cabaña era parte de un conjunto con otras que formaban un poblado fortificado. La actividad principal de este poblado, que explotaba los recursos minerales de su entorno, estaba relacionada con la metalurgia del cobre. El ídolo es estilizado y le falta la parte superior del cuerpo, donde se localiza un hueco de forma cuadrangular en el que se engarzaría otra pieza que completaría la figura masculina. En cuanto a su significado, hay varias hipótesis: considerado como un objeto artístico dentro de la iconografía de la Edad del Cobre o como un elemento simbólico que conectaría la vida cotidiana con la muerte. / Ficha obras singulares del Museo Arqueológico de Granada museosdeandalucia.es

 

Poblado de El Malagón, BIC con la categoría de zona arqueológica

 

El yacimiento de El Malagón es un pequeño poblado fortificado de la Edad del Cobre, cuyo emplazamiento se sitúa en un suave promontorio a 1.160 metros de altitud sobre el nivel del mar, de forma aproximadamente oval, cuyo eje máximo no alcanza los 100 metros de longitud.

El enclave del poblado adquiere “un alto valor estratégico si se tiene en cuenta que no sólo controla los recursos mineros, sino que está situado en un cruce de caminos donde se ponen en contacto las rutas más importantes que unen la costa mediterránea con el Alto Guadalquivir”, detallaba el decreto de su declaración como Bien de Interés Cultural.

El 11 de diciembre de 2001 es la fecha en la que la Junta de Andalucía declaró el yacimiento Bien de Interés Cultural con la categoría de zona arqueológica.

​Fue la Dirección General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura la que comenzó su protección en la década de los ochenta, incoando el procedimiento para declararlo monumento histórico-artístico. Con las competencias en Cultura ya transferidas, la Junta prosiguió el expediente. Pidió un informe a la Real Academia de Bellas Artes Virgen de las Angustias y en 1994, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico informó favorablemente. Salvados los trámites, incluida la alegación de un propietario, finalmente se procedió a su declaración como BIC y se delimitó la zona arqueológica.

“El área excavada en las sucesivas campañas ha mostrado la existencia de un conjunto de cabañas de diferentes dimensiones, quedando así mismo documentada una potente línea de muralla que bordea el extremo norte del poblado. La distribución general de las cabañas dentro del poblado pone de manifiesto un sistema primitivo de organización urbanística basado en viviendas circulares aisladas, aunque agrupadas en determinadas zonas y dejando pequeños sectores como espacios libres, hacia los cuales se orientan, por lo general, las puertas de las cabañas.

Es también característica de este poblado la existencia de numerosas fosas de diversos tamaños y de planta circular o irregular que se encuentranen su mayoría al exterior de las cabañas, que se utilizaron, probablemente, como vertederos.

Cerrando el área de habitación por el lado norte, aparece una línea de fortificación que discurre en sentido este-oeste. La muralla está formada por piedras de regular tamaño, trabadas con un tipo de barro similar al que se empleó como mortero en los muros de las viviendas.

La cara interior se mantuvo sin modificaciones a lo largo de toda la vida del poblado, mientras que hacia el exterior se realizaron diversas reconstrucciones. Finalmente, hay que señalar como obra de defensa del hábitat la existencia de un pequeño fortín de planta aproximadamente circular, muy destruido, que se halla emplazado sobre la cima del cerro inmediato al poblado”.

Ídolo de Malagón, la estilizada pieza de marfil hallada en Cúllar del Museo Arqueológico de Granada. (El Independiente de Granada)

Valoración global:
Su valoración:
[Total: 0 Average: 0]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Ídolo antropomorfo de El Malagón (Cúllar, Granada)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te recomendamos…