Figura artesanal de Legionario Romano Republicano escala 1/6. Pieza única y exclusiva

170,00 IVA Incluido

Figura artesanal de Legionario Romano Republicano escala 1/6. Reproducción artesanal de Guerrero Celtíbero del S. III al I a.C. Realizado con gran lujo de detalles empleando, además del plástico base de la figura, materiales naturales como lino, cuero, cuerda, madera y metal.

Al tratarse de pieza artesana solo existe este ejemplar lo que le convierte en una pieza única y exclusiva. La miniatura destaca por su realismo, el cuidado de sus detalles y la expresividad y dinamismo de la pose.

  • DIMENSIONES: aprox. 41 x 20 x 20 cm. (alto x largo x ancho).
  • PESO: 570 g.
  • MATERIAL: plástico, resinas, cuero, lino, madera y metal
  • Con base de madera
  • Pieza única y exclusiva

Agotado

Descripción

Figura artesanal de Legionario Romano Republicano (Siglos III-II a.C.) escala 1/6

Reproducción artesanal de un Legionario Romano Republicano de las guerras púnicas (Siglos III-II a.C.). Realizado con gran lujo de detalles empleando, además del plástico base de la figura, materiales naturales como lino, cuero, cuerda, madera y metal.

Figura artesanal de Legionario Romano Republicano I

Al tratarse de pieza artesana, solo existe este ejemplar lo que le convierte en una pieza única y exclusiva.

El modelo está basado en el equipo de la Legio I Vernácula y V Hispalense que puede verse en la Colección Museográfica de Gilena y estuvo presente en la exposición del M.A:R. “Los Escipiones, Roma conquista Hispania.”

Fotografía de Mario Torquemada. Libro “Los Escipiones, Roma conquista Hispania” MAR

El soldado romano de infantería de los siglos III-II a.C. formaría para la batalla inicialmente, en cuatro líneas de combate. Al frente los velites, que conformarían la infantería ligera. Luego sucesivamente, los Hastati, los Princeps y los Triarii. Estas tres líneas formarían de adelante a atrás según su edad y experiencia militar.

Básicamente el soldado romano de infantería de estos siglos (exceptuando a los vélites, que se armaban muy ligeramente para la lucha) fue evolucionando, desde portar un armamento de tipo voluminosos y pesado a portar, a mediados de la República, un armamento defensivo compuesto tan solo por un gran escudo ovalado y un casco. Solamente una pequeña proporción de estos soldados llevaría armadura corporal y grebas.

El legionario representado en esta miniatura, bien podría ser un Hastatus o un Princeps. Como armamento defensivo principal, porta un gran escudo (Scutum) largo ancho y ovalado, ligeramente curvado en forma de teja. Estaba construido mediante tres capas superpuestas de listones madera encolados. Luego se recubrirían por dos capas de lino y bordeado en cuero. Sus bordes superiores e inferiores estaban además reforzados por un canto de bronce. En el centro de su cara externa lleva un umbo metálico destinado a proteger la mano que agarra el escudo. Gracias a su forma de agarre mediante una manija corta y horizontal situado en el centro de su cara interna, este escudo era también empleado como arma ofensiva, pudiendo desestabilizar al enemigo bien empujándolo, bien derribándolo al golpearlo con sus cantos. Como este escudo cubría la práctica totalidad del cuerpo del soldado, le permitía prescindir de cualquier otro tipo de protección corporal.

Este soldado refuerza su protección corporal con  una armadura ligera de cuero y bronce compuesta por pectoral, espaldar y hombreras. Esta armadura estaba diseñada para cubrir el corazón y el plexo de las largas y potentes picas de la falange (Principal infantería del ejército cartaginés), capaces de atravesar el escudo y llegar a  esos puntos vitales. Solo muy pocos soldados podrían costearse otro tipo de de coraza corporal como la cota de malla, quizás sólo algunos triarii y princeps.

Para proteger la cabeza, el legionario porta un casco de bronce tipo montefortino, dotado de anchas carrilleras, que se remata en su cúspide con un botón o apéndice que refuerza la parte superior de la cazoleta y sirve la mismo tiempo para adornarlo con plumas o crin de caballo. Son cascos diseñados sobre todo para evitar los impactos de proyectiles y las puntas de lanza y espada, ya que los enemigos con que se enfrenta Roma en estos momentos son en su mayoría mediterráneos, y su arma principal es la lanza larga empuñada y la espada corta y punzante como arma secundaria.

Como arma ofensiva secundaria, porta una jabalina pesada y arrojadiza denominada pilum, con un apunta corta, generalmente piramidal, seguida de un largo vástago metálico acabado en una lengüeta que se unía a un hasta de madera mediante clavos pasantes. Esta jabalina pesada atravesaba sin dificultad, gracias a su gran peso (entre un kilo y medio y dos kilos) la mayoría de los escudos. Su alcance estaba limitado a unos 12,20 metros de distancia.

Pendiendo de un tahalí de cuero cruzado al cuerpo y sujeto por un cinturón también de cuero, porta como arma principal, el gladius hispanensis. Esta espada es la versión romana de un tipo de espada celtibérica, relativamente larga, que funcionaba tanto para asestar fuertes golpes tajantes, como punzantes. Del cinturón pende también un puñal o pugio para su uso sobre todo en tareas de campamento.

Protege una de sus piernas (la izquierda, que adelanta junto con el escudo y que apoya en él) con una alta greba de bronce que protege también su rodilla.

Calza uno de los elementos más característicos del legionario romano, las caliga o sandalias de cuero con suelas claveteadas para propiciar el agare al suelo durante las batallas y evitar fatales resbalones.

Finalmente viste una túnica de lino de color crudo.

Gran parte de este texto esta extraído de “El ejercito romano y su armamiento” del catalogo de la exposición “Los Escipiones, Roma conquista Hispania.”

Valoración global:
Su valoración:
[Total: 1 Average: 5]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Figura artesanal de Legionario Romano Republicano escala 1/6. Pieza única y exclusiva”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te recomendamos…