Arx Hasdrubalis. La ciudad reencontrada. La Cartagena oculta desvelada ¡ÚLTIMAS UNIDADES!

30,00 IVA Incluido

Arx Hasdrubalis. La ciudad reencontrada. Con un hilo conductor marcadamente temático, se explica la historia de la arqueología en el Cerro del Molinete (Cartagena), uno de los accidentes orográficos que más y mejor ha caracterizado la topografía y fisonomía urbana de la ciudad de Cartagena en el devenir de los siglos, desde el momento de su fundación hasta el presente, y donde las diferentes culturas europeas han dejado su huella a lo largo del tiempo.

Autores: (coord.), (coord.)

Editores: Comunidad de Madrid, Museo Arqueológico Regional : Tres Fronteras

 

Año de publicación: 2011

Nº de páginas: 333
Editorial: M.A.R. / Comunidad de Madrid
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 978-84-7564-582-7

 

7 disponibles

Descripción

En el libro Arx Hasdrubalis. La ciudad reencontrada se explica la historia de la arqueología en el Cerro del Molinete (Cartagena), uno de los accidentes orográficos que más y mejor ha caracterizado la topografía y fisonomía urbana de la ciudad de Cartagena en el devenir de los siglos, desde el momento de su fundación hasta el presente, y donde las diferentes culturas europeas han dejado su huella a lo largo del tiempo.

Arx Hasdrubalis. La ciudad reencontrada, la exposición

El Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, en colaboración con a Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, acogió la exposición ‘Arx Hasdrubalis. La ciudad reencontrada’, que muestra los resultados de las excavaciones arqueológicas acometidas en el bienio 2008-2009 en el cerro del Molinete de Cartagena (Murcia). Estas actuaciones se enmarcan en el proyecto del Parque Arqueológico del Molinete, llamado a convertirse en una de las mayores áreas de reserva arqueológica de Europa, emplazada en el corazón de una localidad histórica.

Arx Hasdrubalis. La ciudad reencontrada llegó al MAR fruto del intercambio y la cooperación cultural entre la Comunidad de Madrid y la Región de Murcia, relaciones que pretenden ser continuas en el tiempo. Así lo han puesto de manifiesto hoy el vicepresidente y consejero de Cultura y Deporte de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el consejero de Cultura y Turismo de la Región de Murcia, Pedro Alberto Cruz, tras recorrer esta muestra, que presenta la estructura urbana y la vida de una de las ciudades más esplendorosas del Mediterráneo occidental, fundada en cimientos cartagineses y elegida por los romanos por su privilegiado emplazamiento y su riqueza minera.

González destacó tras recorrer la muestra que “Arx Hasdrubalis. La ciudad reencontrada es una ocasión irrepetible para que los madrileños conozcan una selección de los tesoros de las excavaciones arqueológicas realizadas durante el bienio 2008-2009 en el cerro del Molinete de Cartagena, que por su naturaleza en muy raras ocasiones han salido del mismo con tal calidad y riqueza de muestras”.

Diferentes culturas europeas

Arx Hasdrubalis. La ciudad reencontrada –comisariada por José Miguel Noguera, Catedrático de Arqueología Clásica de la Universidad de Murcia, y por María José Madrid, arqueóloga del Parque arqueológico del Molinete- exhibió una selección de las piezas arqueológicas más significativas recuperadas en las recientes excavaciones, entre las que sobresalen interesantes pinturas murales, esculturas, capiteles toscanos, jónicos y corintios, epígrafes, monedas, pequeños instrumentos y cerámicas relacionados con la vida cotidiana.

Con un hilo conductor marcadamente temático, se explica la historia de la arqueología en el cerro, uno de los accidentes orográficos que más y mejor ha caracterizado la topografía y fisonomía urbana de la ciudad de Cartagena en el devenir de los siglos, desde el momento de su fundación hasta el presente, y donde las diferentes culturas europeas han dejado su huella a lo largo del tiempo.

A mediados del siglo II a. C. fue denominado como arx Hasdrubalis por Polibio de Megalópolis, por ser éste el lugar donde –a decir del historiador griego- levantó sus magníficos palacios el general cartaginés, fundador hacia 229 a. C. de una ciudad que, establecida sobre un precedente asentamiento ibérico, estaba llamada a convertirse en la réplica hispana de Carthago, la capital del reino norteafricano gobernado por Amílcar. Intensamente poblado desde época de la República tardía, en las vertientes suaves y accesibles del cerro y en su cima se encajaron sistemas de terrazas donde construir de manera ordenada y bien planificada los barrios y calles de las ciudades cartaginesa y romana. Se construyeron santuarios y templos, así como imponentes edificios civiles, muchos de ellos vinculados al gobierno y administración de la colonia; otros destinados a actividades de ocio, asueto y veneración hacia los dioses; y no faltaron las viviendas, muy ricas y profusamente decoradas.

Los trabajos arqueológicos acometidos en estos años han posibilitado descubrir una ciudad hasta ahora desconocidos y difícilmente previsibles. En los últimos veinte años, el proyecto de excavación integral del teatro romano de la colonia ha revelado la magnificencia del edificio de espectáculos, así como de sus programas epigráfico, arquitectónico y escultórico.

Del ocio y placer a los dioses y hombres de mármol

La exposición se articuló en torno a seis secciones. En la primera, ‘Historias de la Arqueología’, se analizan los principales hallazgos arqueológicos en la zona y los hitos más importantes de la evolución urbanística del Cerro del Molinete. De hecho, se introduce al visitante en el programa estatuario vinculado al foro colonial y la importancia en la ciudad y este barrio de los cultos orientales. La sección ‘La insula I y las aportaciones al viario de la colonia romana’ exhibe el descubrimiento del urbanismo de la ciudad altoimperial, analizando la forma y trazado de sus calles, así como el diseño y tamaño de su retícula, prestando especial atención a la manzana conocida como insula I.

‘Ocio y placer: las Termas del Foro’ descubrió al visitante cómo, a finales del principado de Augusto o inicio del reinado de Tiberio (ss. I a. C. – I d. C.), se construyó en la mitad occidental de la insula I un importante complejo termal en el corazón de Carthago Noua. Una inscripción en mármol prueba que estas termas eran públicas y dependientes del senado local. La sección número 4, bajo el título ‘Un edificio para banquetes triclinares’, presenta que en la segunda mitad del siglo I a. C., en la mitad oriental de la insula I se construyó un edificio de planta cuadrangular y más de 1.200 m2.

La caracterización por el recurso a los órdenes arquitectónicos imperantes en las modas capitalinas en cada momento en la arquitectura y los edificios de la ciudad centran la sección ‘Antiguos y nuevos órdenes arquitectónicos’. Aquí, se puede ver cómo en la excavación del Atrio y de las Termas del Foro se han recuperado toda una serie de materiales que permiten conocer el orden empleado en dichos conjuntos, así como plantear propuestas sobre sus alzados. ‘Dioses y hombres de mármol’ da título a la última de las secciones de la muestra, que expone cómo en las recientes excavaciones en el Molinete se ha recuperado un nutrido conjunto de esculturas de gran interés histórico y arqueológico, como la excepcional cornucopia de la palestra de las termas y la estatuilla de la musa Polimnia, íntegramente envuelta en un manto.

Autores: (coord.), (coord.)

Editores: Comunidad de Madrid, Museo Arqueológico Regional : Tres Fronteras

 

Descubre nuestro catálogo completo de publicaciones.

[Total:0    Promedio:0/5]

Información adicional

Peso 1675 g
Dimensiones 23.5 x 28 cm
Nº de páginas

333

Encuadernación

Rústica

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Arx Hasdrubalis. La ciudad reencontrada. La Cartagena oculta desvelada ¡ÚLTIMAS UNIDADES!”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…