Antefixa o antefija romana grande

18,00 IVA Incluido

Antefixa o antefija romana. La palabra “antefija” proviene etimológicamente de antefixa, que significa fijar por delante. Se trata de unas piezas de cerámica fabricadas a molde que se situaban en los aleros de los tejados de los edificios con el fin de decorarlos, tapar agujeros entre las tégulas y las imbrices, y además servían como símbolos protectores de las casas y sus habitantes, de ahí que se utilice normalmente el modelo divino de Medusa o de los antepasados de la familia.

Tamaño: GRANDE aprox. 8 x 10 cm.
Material: cerámica (barro cocido)

Limpiar

Descripción

Antefixa o antefija romana

Antefija proviene etimológicamente de antefixa (fijar por delante) y eran unas piezas de cerámica fabricadas a molde que se situaban en los aleros de los tejados de los edificios con el fin de decorarlos, tapar agujero entre la tégulas y las imbrices, e incluso con un carácter de protección como en el caso de utilizar el modelo divino de medusa o de los antepasados de la familia.

Antefixa o antefija romana

Antefixa o antefija romana

La antefija es un ornamento arquitectónico, una pieza vertical que se coloca el extremo inferior de las tejas, en las cubiertas. En grandes edificios, la cara de las antefijas de piedra son talladas con sumo detalle, a menudo con un ornamento de palmeta. En edificios de menores proporciones se utilizan antefijas modeladas en cerámica, por lo general terracota, las cuales pueden estar decoradas con figuras o máscaras, especialmente durante el período romano. En esta época era común encontrarlas en numerosos edificios y en casas particulares.

 

Información: Antefija (Wikipedia)

Antefijas del Museo Arqueoloógico Nacional (Madrid)

RAMOS SÁINZ, M.L., y CHINCOA GALLARDO, C., 1994: Las antefijas del Museo Arqueológico Nacional. Boletín del Museo Arqueológico Nacional, XII, 1 y 2. Madrid.

 

Recopilar materiales arqueológicos e intentar hacer un estudio globalizado sobre cualquier tema es una tarea que siempre nos deja un sentimiento de insatisfacción por los múltiples y variados problemas que entraña dicha empresa, a veces insalvables, puesto que en medio de todo reina el silencio de lo irrecuperable.

Es nuestra intención dar a conocer unos materiales que duermen en los estantes de los almacenes del M.A.N, depositados allí desde hace casi tanto tiempo como su propia edad y sobre los que ha caído la más densa de las capas, la del olvido. Se trata de los revestimientos arquitectónicos realizados en terracota, dos de ellos de época griega, procedentes de Tarento y Capua (1-2.DES) y el resto de época romana, procedentes de las ciudades romanas de Tiermes, Clunia, Arcóbriga, otras ciudades de las que sólo hay una antefija y un grupo de procedencia desconocida, la mayoría de una factura y estilo bastante toscos que nos revelan una arquitectura modesta pero no por ello menos interesante.

Redundando en la idea que exponíamos al principio a cerca de los obstáculos que plantea este tipo de estudio, y que podrían justificar parte de las faltas que éste presenta, hacemos hincapié en el problema de la procedencia y localización de muchas piezas. Unas veces nos resulta totalmente desconocida y cuando se conoce, poseemos tan pocos datos que nos es muy difícil exprimir toda la información que nos debería proporcionar ya que gran parte de estas antefijas fueron ingresadas en el M.A.N a finales del siglo pasado o principios de éste y por áquel entonces los materiales salían a la luz a manos de arqueólogos que empleaban una metodología poco rigurosa, por lo que carecemos en muchas ocasiones de datos precisos sobre su contexto arqueológico.

Observamos también que la tosquedad de las piezas está en consonancia con el mayor o menor grado de romanización de las provincias romanas. Esto se refleja no sólo en la factura de la pieza sino también en los temas iconográficos que aparecen representados. Existen desde luego grandes diferencias entre los revestimientos encontrados en Andalucía o Cataluña y los del interior de la Península, lo cual pone de manifiesto el grado de asimilación de la cultura romana.

Por lo que respecta a la iconografía representada en las antefijas, ésta hace referencia a:

– Divinidades: Artemis Bendis (2.DES).
– Genios del cortejo de Dionisos: Silenos (1.TOL, 3.CLU), Ménades (1.DES).
– Monstruos fantásticos: Gorgonas (1.CAST, 7.TER, 7.CLU).
– Máscaras trágicas: (1.BIL, 1.SEG, 5.DES, 2.TER, 3.TER, 1-9 ARC).
– Representaciones vegetales: Palmetas (4.TER).
– Representaciones de cabezas femeninas y masculinas indeterminadas: (1.PAL, 1.TER, 8.TER, 2.CLU, 4.CLU, 6.CLU, 8.DES).
– Decoraciones de contorno estriado y cículos en relieve: (5-6.TER).

La cronología de estas terracotas oscila entre los Ss. IV-III a. C. para las antefijas griegas y los Ss. I a. C.- I d. C. para las de época romana.

No es nuestro deseo ofrecer una perspectiva de la coroplastia hispanoromana ya que al ser un grupo reducido de terracotas, de entre todas las que pueblan los yacimientos romanos y museos de nuestro país, nos es muy difícil dar una panorámica completa al respecto. Sin embargo lo que pretendemos, por el momento, es hacer un breve catálogo de las antefijas del M.A.N, sacándolas así de su anonimato. No obstante, consideramos que es necesario hacer un estudio más exhaustivo de este material que nos conduzca al conocimiento de aspectos no sólo culturales sino también socio-económicos de Hispania en los siglos de dominación romana, así como el establecimiento de conexiones y paralelos a nivel estilístico entre las diferentes provincias, aspectos éstos que se han visto en parte esclarecidos por el reciente estudio llevado a cabo por la Drª. Mª Luisa Ramos Sáinz en su tesis doctoral sobre las «Terracotas Arquitectónicas de la provincia Tarraconense» que será publicada dentro de poco tiempo.

Del conjunto de antefijas que aquí estudiamos sabemos cómo ingresaron en el museo algunas de ellas. Las de Clunia proceden casi todas (1-5.CLU) de la excavación practicada por Ignacio Calvo en 1915. Formaban parte de los escombros que se extrajeron del llamado Torreón, fortaleza medieval cimentada sobre una construcción romana. Otra (6.CLU) fue comprada en 1958 por el M.A.N a D. Manuel Gómez Moreno junto a otros objetos sin procedencia expresa.

De las piezas de Termes, seis (1-6.TER) fueron depositadas en el museo tras la excavación que Sentenach realizó en 1910 en la zona comprendida entre la basílica y la puerta del castro. De las dos restantes (7-8.TER) desconocemos su contexto si bien Fernández de Avilés, cuando nos habla de los paralelos de la pieza 6.CLU, hace referencia a la pieza 8.TER como pieza procedente de las excavaciones que el Conde de Romanones practicó a sus expensas en Termes en 1909. Es posible que dentro del conjunto de objetos que donó al M.A.N estuviese esta antefija.

En cuanto a las antefijas de Arcóbriga, se desconoce su procedencia aunque algunos autores han expuesto la idea de que pricedieran del templo hallado en la ciudad (Hernández y Salcedo, 1992, 293). Es nuestra opinión que más bien podrían provenir de otros edificios de caracter público (termas o teatro), ya que no era habitual que este tipo de representaciones adornasen los edificios de caracter religioso (Strazzulla, 1987, 242).

La antefija de Palencia (1.PAL) pertenece a la colección Aragón de Nieto. La de Castro de Tirez fue donada por D. Carlos Jimenez de los Santos. La antefija 4.DES pertenece a la colección Hernández Sanahuja, la de Torrejón de Ardoz fue donada por el Conde de Tovar en 1907. Del resto de las piezas no tenemos ningún dato.

Queremos señalar que este trabajo se encuentra dentro del proyecto de investigación sobre la Arquitectura Romana en Hispania que se desarrolla en la U.A.M bajo la dirección del Dr. D Manuel Bendala Galán ,a quien queremos agradecer desde estas líneas su incondicional apoyo, sus consejos y valiosas sugerencias.

 

Fuente y más información: ARQUEOLOGÍA EXPERIMENTAL. Proyecto de investigación.

 

Más información:

Antefijas del Museo Arqueoloógico Nacional (Madrid). ARQUEOLOGÓA EXPERIENTAL

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Valoración global:
Su valoración:
[Total: 0 Average: 0]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Antefixa o antefija romana grande”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…